La magia

colored-hand-drawn-psychedelic-zentangle-pattern-vector-retro-abstract-seamless-illustration-63784034.jpg
(Ignorad eso de la imagen de stock y tal pls)
Los fundamentos básicos de la magia se pueden describir de manera sencilla con una simple metafora:

Todo aquello que conocemos, el plano material, no es más que un enorme trozo de tela. Un tejido fino y cautelosamente bordado por las enhebras de la realidad.

Existen varias capas de tela, también conocidas como planos, cada una con características únicas. Hay puntos concretos en los que estas telas se entretejen y mezclan, pero fundamentalmente se mantienen cada una a su propio nivel, ocasionalmente siguiendo los pliegues superiores e inferiores hallados en el resto

El uso de lo que conocemos como magia se entiende como usar una aguja formada por la voluntad del usuario. Con esta aguja se puede atravesar la capa de tejido en la que se está trabajando, extraer enhebras de varias telas y entrelazarlas, e incluso deshacer estos tejidos, alterando la realidad al propio gusto.

Por ejemplo, si alguien hubiera aprendido como moverse a voluntad sin el esfuerzo físico tradicionalmente necesario, a veces conocido como teletransporte, meramente ha estudiado como momentaneamente doblar el tejido de la realidad y saltar del primer pliegue al siguiente, ahora mucho más cercano a esta persona que en el instante anterior.

Como con cualquier tela, la realidad puede dar de sí y dañarse… Y es un material difícil de restaurar. El estudio y práctica de la magia debería controlarse, y es controlado, bajo unos criterios bastante estrictos para evitar estos daños.

Aunque es cierto que existen personas con un acceso a la magia más inherente, esto es más la excepción que la norma. En la mayoría de los casos no llegan a comprender, controlar, o siquiera descubrir este poder como para llegar a considerarse un riesgo, al menos más allá que para ellos mismos.

La magia

Domhan Roinnte Araita